March 24, 2019

Brotes-verdes-en-Espana Hasta hace no muchos años en España se oía un mantra en cada hogar de este país “alquilar es tirar el dinero”. Hablamos del mundo inmobiliario, por supuesto. Sobre todo como cuando el hijo decidía irse de casa de los padres  para independizarse con la novia. Ya fuera para “vivir en pecado” o casarse, todo el entorno familiar y los amigos de toda la vida les recordaban constantemente que “los pisos nunca bajan de precio..siempre se revalorizan con el tiempo..lo mejor que podeis hacer es meteros en una hipoteca”. Así que la gran mayoría les hacía caso y se encadenaban a un crédito hipotecario que tan alegremente les daba el banco por 30-40 años.

No quiero parecer ventajista con este post, soy plenamente consciente de que a toro pasado todo parece muy fácil. Pero como hemos visto en “La Escuela de Inversión”, los ciclos de subidas y bajadas también están muy presentes en el sector inmobiliario. Si bien es cierto que miles y miles de personas decidieron hipotecarse aun sabiendo que estaban pagando verdaderos disparates por propiedades que no valían  tanto, el ciclo comprendido entre 1999-2007 parecía que no terminaría nunca. En ese periodo del ladrillazo español, se triplicó el precio de la vivienda media en este país. No fueron pocos quienes de la noche a la mañana se hicieron promotores y constructores dando auténticos pelotazos. La burbuja iba creciendo y creciendo hasta que un día estalló y miles de familias vieron como en poco tiempo no podían asumir las cuotas de sus hipotecas de pisos que no valían ni la mitad de lo que pagaron pocos años antes y perdieron sus casas.

Por otra parte, aquellas ovejas negras que en su momento alquilaban en vez de comprar, pasaron de bichos raros a gente lista en un visto y no visto. No creo que necesariamente lo fueran, al menos no todos.

corretor-seguro

Con este post no pretendo hacer juicios de valor. Ya sabeis que cada uno es un mundo con sus propias circunstancias. Pero en mi humilde opinión yo tendría en cuenta los siguientes puntos para comprarme un piso, en caso de que muchos de vosotros aún no termineis de ver lo del alquiler:

 

1)      ¿Tienes ahorros para pagar un 20% de la entrada del inmueble que deseas adquirir?

2)      ¿Posees al menos un 70-75% del precio total de la compra en efectivo? en caso de no tener un duro ya sabes que durante al menos los 7-8 primeros años de las cuotas, estarás destinando tu dinero a pagar única y exclusivamente los intereses del préstamo.

3)      ¿Sabías que cuando obtienes un crédito hipotecario realmente habrás pagado una media de 2’3 pisos cuando hayan pasado los 30-40 años desde que te lo concedieron?

4)      Al igual que al ir de compras vamos a varias tiendas para comparar  producto y precios..¿haces lo mismo cuando quieres comparar hipotecas? lo suyo es que acudas en persona a visitar al menos diez entidades bancarias para ver cual de ellas te ofrece mejores condiciones. Esto lo hace poquísima gente y eso que es un gasto que condiciona toda una vida.

5)      ¿Sabes cómo negociar con tu banco? muchos pensareis que esto no es posible. Pero en los seminarios de “La Escuela de Inversión”, hemos explicado cómo ahorrarnos miles de euros con una serie de pautas que nos quitarán más de un quebradero de cabeza pudiendo estar más tranquilos. Mira con detalle nuestros videos y no dejes de formarte, hay mucho que puedes hacer aprendiendo a negociar.

 

6)      ¿Cuál es tu plan B si por el motivo que sea perdeis tanto tú como tu pareja vuestros trabajos? ¿podríais aguantar mucho sin pagar las cuotas mensuales? tal vez tengas suerte y encuentres algo rápido o tu familia te ayude.  En este caso lo bueno de alquilar es que no te atas a nada y puedes volver a casa de tus padres o mudarte a otro lugar más barato sin problemas.

7)      Vivimos en una época en que cada vez hay más movilidad laboral y ningún trabajo es fijo por mucho que diga nuestro contrato. ¿Te ves con la suficiente seguridad como para meterte en una hipoteca durante décadas o prefieres ser más cauto porque no ves claro tu futuro en la empresa? piensa en ello antes de dar el paso metiéndote en una deuda tan grande

8)      Los pisos a día de hoy están a un precio muy bueno. Muchos dicen que ya se tocó fondo y que en breve irán repuntando. Aun así los bancos no terminan de abrir el grifo al crédito. ¿Tienes parte o la totalidad del dinero en mano o requieres de financiación externa? reflexiona bien porque todo esto puede influir mucho en tu vida.

9)      Aprende a negociar. No hablo sólo de los bancos, haz ofertas, conoce al vendedor. Tal vez le urge deshacerse de su propiedad y está abierto a distintas propuestas. Sé honesto con esa persona y ponte en su lugar. Puedes conseguir precios estupendos jugando con los plazos y las formas de pago. Sé original y diferénciate.

Esperamos que este post te haya hecho replantearte ciertas ideas y que pueda servirte en un futuro a corto-medio plazo. ¡Hasta pronto!

No Comments