September 20, 2017

Hoy os voy a hablar de la educación financiera, de que es, de que tipos de educación hay y de cómo podemos usar la educación financiera para lograr nuestra independencia financiera.

Hay tres tipos de educación: la académica (sumar, restar, historia, geografía, etc), la educación profesional (oficios, Formación profesional, etc) y la educación financiera. Y la razón por la que tantas personas no tienen éxito o están ahogados por su situación personal es precisamente esta, que no tenemos educación financiera.

arrow_climbing_gold_coins_800_clr_8234-236x300

Podemos decir que en el colegio, desde que somos pequeños, nos enseñan a ser empleados. Nos preparan para obedecer, para ser diligentes, pero no nos enseñan nada sobre el dinero. Siempre nos dicen que si hacemos bien las cosas y conseguimos un buen empleo, el dinero llegará. Otra de las carencias es que no nos enseñan que hacer con el dinero cuando este llegase, si es que así fuera, y por eso hay tanta gente con problemas en sus finanzas personales. De hecho, ya habrás observado que pese a haber conseguido un empleo el dinero no llega, o no llega al menos en la cantidad que necesitas.

Cuando pasamos a la Universidad o empezamos un grado de Formación Profesional, nos enseñan a ser autoempleados (autónomos), a hacer todo por nosotros mismos. Y en este caso seguimos atrapados en un empleo que creemos que es de nuestra propiedad, pero seguimos casi en la misma situación o peor pues ahora tenemos menos tiempo. Sin embargo tampoco nos enseñan como montar nuestro propio negocio, y seguimos sin ver que hay que hacer con el dinero una vez que llega para no perderlo.

Afortunadamente los tiempos van cambiando, y esta educación que viene desde la era agraria, ha ido evolucionando un poco, no demasiado, pero si un poco en los últimos años. Ahora hay materias como emprendedurismo, o FOL (Formación y Orientación Laboral). Esto es bueno. Es parte de lo que algunos llevamos tiempo reclamando, pero solo parte. Curiosamente estas materias las imparten empleados, es decir, maestros, que con mejor o peor intención y conocimientos, nunca han emprendido. Nunca han montado su propio negocio. Por lo que estas materias siguen estando cojas, aunque como digo es un gran avance que al menos se mencionen actualmente.

Finalmente está la educación Financiera. Ésta es fundamental y si la mayoría de nosotros estuviéramos formados en ella otro gallo nos cantaría. Yo no nací sabiendo educación financiera, no me la enseñaron en el colegio, ni en el instituto. No llegue a la universidad por que vi que allí no había nada para mí. Necesitaba dinero, quería trabajar mucho y cuando antes, happy wheels demo pues era la única forma que conocía para Ganar Dinero.

Después de unos años haciéndolo descubrí que por más que trabajaba el dinero no me llegaba. Si conseguía un mejor trabajo o incluso varios (si, antes podías tener varios trabajos) la cosa seguía igual porque lo que ganabas de más lo gastabas bien por las circunstancias de dichos trabajos o bien porque tu ritmo de gasto se adaptaba. Afortunadamente tarde poco años en conseguir trabajar en algo que me gustaba, y así sin darme cuenta, descubrí una de las claves.

Hay que trabajar en algo que ames, algo que te encante, algo que harías gratis por el resto de tu vida, y algo en lo que seas realmente bueno. De esta forma seguirás adelante cuando otros se rindan, cuando las cosas se tuerzan y cuando tus jefes te expriman, etc. Sin embargo esto sigue sin ser educación financiera. Yo la aprendí por las malas. Nunca me llegaba el dinero y eso que como os digo siempre iba contento al trabajo pues era mi trabajo soñado.

De hecho conseguí lo que mucha gente ansia, ser funcionario (o casi, llegué a interino). Pero aquello no bastaba. Leí mucho, investigue sobre el tema, me formé e hice mil pruebas. Me hice formador, coach, estudie sobre el dinero, su historia, leí innumerables libros de finanzas personales, de economía, de inversiones, y fui probando cosas. Algunas funcionaban y me las quedé, otras la verdad es que fueron una pérdida de dinero y las deseché, pero nunca fueron una pérdida de tiempo pues me ayudaron a aprender y a llegar donde estoy hoy.

drinking-water-597001_640

Tú lo tienes mucho más sencillo pues afortunadamente hoy en día somos muchos los que nos hemos dado cuenta de estas carencias, y han aparecido sitios donde te puedes formar como la escuela de inversión. Donde aprenderás a vivir con el dinero que tienes, aprenderás a ganar más, a invertirlo y a hacer que este dinero trabaje para ti. Te recomiendo que te dediques a ello antes de que sea tarde. No esperes más. Tienes que empezar a guardar para tu jubilación y tienes que hacerlo tú.

¿Has logrado llegar a un punto en el que tu dinero trabaje para ti? ¿Has encontrado un trabajo o negocio (a ser posible de tu propiedad) que te permita llevar la vida que deseas? ¿Tienes un sistema que te da dinero independientemente de si estás trabajando en el, de vacaciones, durmiendo, comiendo, etc? Pues ha llegado el momento de hacerlo y lo tienes al alcance de la mano.

 

J. Fuentes

No Comments