January 27, 2021

Como todos los años por estas fechas, echamos la vista atrás pero también la echamos hacia delante. Hacemos un repaso de lo que ha sido el año y también empezamos a hacer planes para el siguiente incluso antes de que este haya finalizado.

Quién más y quién menos, tendemos a pensar que el año venidero será especial y que traerá cambios en muchos sentidos. Pero, ¿qué nos deparará en cuanto a la educación financiera? ¿Qué tendencias se impondrán al respecto?

Es difícil aventurarse a decir lo que ocurrirá, y más teniendo en cuenta el año que nos ha tocado vivir… Pero desde luego, sería un buen momento para replantearnos conceptos básicos respecto a la educación financiera. Hay conceptos arcaicos sobre el dinero que seguimos arrastrando, a sabiendas de que ni siquiera los consideramos correctos. Y lo que es peor, los seguimos transmitiendo a nuestros jóvenes, como si fuéramos unos simples mensajeros que cumplen órdenes.

¿Te suenan expresiones o ideas como las siguientes?

“EL DINERO ES MALO”

“ACUMULAR DINERO ES MALO”

Muchas veces se repite el comentario de que en las escuelas se enseña muy poco sobre educación financiera y es verdad, pero es todavía peor: lo poco que se enseña, muchas veces es perjudicial para el alumno.

Por eso, en primer lugar, tendríamos que desterrar de la mente de los jóvenes ese tipo de ideas. ¿Cómo podemos transmitir ese tipo de ideas a un alumno cuando nosotros mismos somos los primeros que queremos más dinero? Deberíamos inculcar a los jóvenes una idea sana en cuanto al dinero.

Otro concepto que siempre me llamó la atención es el del ESFUERZO. La idea de que algo que se consigue sin esfuerzo, no tiene valor. O incluso nos enseñan a que es algo de lo que deberías avergonzarte…

Siguiendo esa idea, estamos creando mulas de carga y desfavoreciendo la inteligencia y la adaptación. El ser humano es lo que es gracias a su inteligencia y precisamente, uno de los objetivos de un ser inteligente es cómo conseguir algo con el menor esfuerzo posible. En la educación financiera, deberíamos enseñar happy wheels demo a que el dinero trabaje por ti, a generar ingresos pasivos. A conseguir más rentabilidad a tu dinero con menos esfuerzo. En cambio, educamos a nuestros jóvenes para que encuentren un empleo, trabajen duro (cuánto más, mejor), cobren su sueldo y no se salgan del camino establecido.

Cuando el inteligente consigue el objetivo pero nosotros lo criticamos por no haberse esforzado, estamos impidiendo que esa persona desarrolle esa inteligencia y favoreciendo que se convierta en una mula de carga.

Con esto no quiero decir que no haya que trabajar y duro. Normalmente, por muy inteligente que seas, si trabajas duro, el resultado que obtendrás será mejor que si no lo haces. Pero lo que quiero transmitirte es que no te sientas mal cuando estés recibiendo algo sin aparentemente hacer un gran esfuerzo. No permitas que esa idea te traicione.

Por último, un pilar de la educación financiera, el cual tampoco transmitimos a nuestros jóvenes, es el hecho de proteger lo que tienes. De nada te servirá generar mucho si al cabo de un mes o un año, todo ha volado y tienes que volver a generarlo desde cero. Es fundamental multiplicar tu patrimonio y si puede ser de manera exponencial, mejor. Y si puede ser con poco esfuerzo, todavía mejor.

Pon a trabajar tu dinero por ti. Genera un sistema de ingresos pasivos. Haz que tu patrimonio crezca continuamente. Si no mueves tu capital, si no lo mantienes activo, está condenado a disminuir.

Por todas estas razones, la mejor tendencia para este año 2021 en cuanto a educación financiera, sería aquella que replanteara las bases en las que hasta ahora se ha sustentado. Aquella que cuestionara si no es ya el momento de dejar de transmitir esos conceptos absurdos y limitantes en relación al dinero.

Este artículo está enfocado a la educación financiera que podemos darles a los jóvenes este año 2021 que comienza, pero antes deberíamos empezar por nosotros mismos. ¿Acaso a nosotros no nos educaron con esas ideas limitantes en cuanto al dinero? Este año 2021 es un momento idóneo para ello.

No Comments