May 27, 2019

Desde el año 2008 en España vivimos en una crisis económica nunca antes conocida en la historia reciente del país. Y a pesar de que ciertos sectores nos hagan ver que se está saliendo poco a poco de esta situación, parece que la cosa va lenta. Sobre todo para el ciudadano medio..por eso mismo, muchos de nosotros, agobiados por la situación actual, decidimos emigrar, cambiar de oficio o montar un negocio.

En este último punto hay varias opciones muy interesantes y de tipo low-cost. No es necesario invertir miles y miles de euros si uno tiene medianamente claro que quiere hacer:

Hazte freelance: si se te da bien escribir sobre una temática concreta (deportes, interiorismo, viajes, fotografía). Puedes montártelo por tu cuenta. Eso sí, no esperes resultados inmediatos. Este camino requiere perseverancia, paciencia, tener las ideas claras sobre lo que vas a tratar y estar dispuesto a pasar temporadas largas sin ingresos regulares.

Únete a una cooperativa: aunque difícilmente te hagas de oro, sí que es una fórmula muy interesante en estos tiempos que corren. Podrás unirte a un proyecto en el que todos los trabajadores tienen voz y voto en la empresa y podrás asegurarte un sueldo mensual. Aparte que esta fórmula empresarial es mucho más resistente a la crisis que otro tipo de sociedades. Todo un lujo en estos tiempos de despidos y paro masivo.

Conviértete en trader: si bien esta es una opción que lleva su tiempo para adquirir una buena formación y plan de acción, operar en bolsa puede ser un mundo de lo más apasionante si realmente te atrae el sector bursátil. Eso sí, se requiere mucha formación previa y meses de simulador antes de lanzarse a la piscina. Se puede vivir de la bolsa, pero también se puede perder mucho dinero. Analiza los pros y los contras con detenimiento.

Investiga el mercado y muévete: con esto quiero decir que hay muchos negocios de gente que se jubila o que traspasa un negocio que es rentable y que no piden grandes cantidades a cambio. Puede ser un bar, una ferretería, un taller de coches, una tienda, un hostal..etc.

Crea un negocio on-line: recuerda, internet abre 24 horas al día durante los 365 días del año. No cierra nunca y puedes llegar a un público de millones de personas. Eso sí, tendrás que ser original y saber diferenciarte muy bien de la competencia. Esto requiere un conjunto de habilidades muy concretas para hacerte un hueco en este mercado tan competitivo. Y aunque pueda parecer que aparentemente todo está inventado, uno puede lograr muy buenos resultados siendo original y especializándose en un nicho concreto de negocio.

Vete al campo: En ciudades como Madrid y Barcelona el coste de vida es alto. Muchas veces el dinero no da para un alquiler, sobre todo si uno está desempleado y si le acaba el paro. Por eso, si estás dispuesto a cambiar de un entorno urbano a otro rural tienes muchas opciones. Entre ellas puedes reformar una vieja casona de pueblo y acondicionarla como una coqueta casa rural. Puedes iniciar proyectos de agricultura orgánica, ganadería especializada, criaderos de setas, granjas de caracoles, reparto a domicilio, atención a personas mayores..etc.

Estas son sólo algunas pequeñas ideas que pueden servir para que la gente vea que hay otras opciones antes de irse a miles de kilómetros de casa o bien seguir en un trabajo que no le gusta, pero que se resigna a perder por distintos motivos.

Me quedo con el siguiente dicho: “If you don’t like where you are, move..you’re not a tree” (si no te gusta donde estás, muévete, no eres un árbol).

No Comments