November 19, 2017

Una reflexión personal es que la felicidad está relacionada con la capacidad de elegir, la capacidad de elegir está relacionada con tus posibilidades de hacer una cosa u otra, y dicha capacidad está íntimamente ligada a tu dinero, a tus finanzas. Déjanos que te ponga algunos sencillos ejemplos:

 

A.- Trabajas en una empresa con un buen sueldo y de repente recibes una noticia de que un familiar al que tienes un cariño inmenso se encuentra a punto de morir en un hospital. Te gustaría ir rápidamente a su lado y acompañarle en sus últimas semanas o meses, pero tu trabajo te lo impide.

 

B.- Tu hijo/a tiene conflictos en su colegio subvencionado o público con los profesores. Te han hablado de un colegio privado excelente pero es demasiado caro, no te lo puedes permitir.

 

C.- Quieres dedicarte a una nueva profesión: la jardinería; pero llegas muerto/a a  casa después de una dura jornada de trabajo. Hay mil cosas por hacer pero no sabes cómo sacar tiempo a aprender más sobre jardinería.

 

F100008914

 

 

Efectivamente, hay miles de ejemplos como podrás observar. Al final el que puede elegir tiene más opciones de lograr aprovechar su tiempo como desea. No entramos en si uno es más feliz o no, simplemente que quien puede elegir depende más de sí mismo y no del entorno o de las circunstancias. Y elegir está íntimamente ligado a tus finanzas, a tu dinero, a tu educación financiera. Sin ella, permítenos que te diga que serás como una hoja de un árbol en medio de un lago: sin dirección, sin rumbo definido y según sople el viento, así se moverá.

 

Ahora, déjanos que te presentemos a Jerry, un personaje de ficción. Tiene 32 años, soltero, moreno, pelo corto, estudios medios, viste casi siempre con vaqueros, le encanta leer y lleva una vida de lo más relajada. Tiene un conjunto de características que le hacen especial: un conocimiento financiero más amplio (culto económicamente), no dispone de horarios, salarios, nóminas ni ataduras de ningún tipo. Hoy forma parte de una élite que se permite elegir en qué destinar su tiempo y su dinero sin ataduras. No te engañes hay mucha gente real como Jerry que un día como tú dijeron: ¡Basta de no controlar mi vida!

 

 

 

 

 

 

 

No Comments