November 23, 2017

Puede resultar típico, y sé que estaréis cansados de escuchar hasta la saciedad la necesidad que tenemos de formarnos. Sabemos a la perfección que la mejor inversión es la que hacemos adquiriendo conocimiento, de hecho hasta hemos llegado a buscar formación, porque por fin parece que vamos a decidirnos a salir de nuestra tan amada “zona de confort”…. Pero no.

Tenemos mucha teoría, pero ¿pasamos a la acción?

Desde La Escuela de Inversión, sabemos que formar a la gente no es tarea fácil, desde el 2008 estamos tratando de que el área que nos ocupa, educación financiera, sea aprendida de la mejor manera que sabemos transmitir. Según nuestra experiencia y dado que, lamentablemente, nuestro campo no se enseña en colegios ni institutos en casi ningún país del mundo, tenemos la libertad de adaptarlo según nuestro punto de vista.

Para empezar a formarte tienes que tener claro qué tipo de formación tienes disponible, pues mucha gente se cree que aprender es coger un libro y hasta que no has llegado a la última página, no puedes dar por acabada tu labor de aprendizaje. Pues si eres de estas personas, lee este post hasta el final, que posiblemente te dará otro tipo de visión sobre el aprendizaje.

Nosotros identificamos dos tipos de formación:

Formación didáctica: Este tipo de formación parece ser que englobamos a todo aquel aprendizaje que conlleva un aprendizaje tradicional donde el alumno absorbe el conocimiento leyendo, memorizando y luego soltándolo en una prueba de conocimientos que permita al docente evaluar el resultado. Este modelo es el más extendido por el mundo de la educación, tiene sus partidarios y sus detractores. Los datos de abandono escolar tampoco les favorecen, pues se ha quedado un poco atrás en relación con el desarrollo de la sociedad. Lo que no se le puede negar es que tuvo sus tiempos de gloria y que gracias a ese tipo de aprendizaje, ahora disfrutamos de una sociedad moderna y que ha sabido mantener en el conocimiento humano y nos ha llevado a  poder salir de la órbita nuestro pequeño planeta. (Formación mal llamada didáctica como podéis comprobar en su definición)

Formación Interactiva: Esta forma está desarrollándose a lo largo de esta primera década del siglo XXI y ahora en el 2015 tenemos en todo su esplendor debido a la multiplicación de canales por los que puedes aprender. ¡Gracias internet!

f001977

Esta formación toma parte y fuerza últimamente gracias todo este auge por la programación neurolingüísitca donde, según Wikipedia: “Sus creadores sostienen que existe una conexión entre los procesos neurológicos («neuro»), el lenguaje («lingüística»), y los patrones de comportamiento aprendidos a través de la experiencia («programación»), afirmando que estos se pueden cambiar para lograr objetivos específicos en la vida”. Esta formación la puedes encontrar en Internet, en portales como los cursos de Topformación, o bien en multitud de escuelas de negocios donde se imparten este tipo de cursos. Uno de sus principales precursores y considerado un líder en el área de la programación neurolingüística es Richard Badler, desde aquí os recomendamos seguirle para completar más este campo tan interesante.

Esta nueva manera de aprendizaje se ha estado estudiando y desarrollando desde hace más de 40 años y parece que ha venido al mundo de la formación para quedarse, pues está teniendo resultados espectaculares y gracias a las nuevas tecnologías se está convirtiendo en una alternativa muy popular. A nosotros nos encanta este tipo de formación y es la que tratamos de dar en La Escuela de Inversión en nuestros talleres y formaciones ya que hace del aprendizaje algo entretenido que desafía al alumno a seguir aprendiendo. Solo le encontramos una pega: Es un tipo de formación necesariamente offline, el estar presente en un contexto de aprendizaje es vital para sea efectivo. No podía ser todo buenas noticias…

Ya sabes… hoy es un buen día para empezar a formarte.

No Comments