September 15, 2019

Nace un nuevo mes

Queridos amigos, acabamos de cruzar la puerta de salida del verano, comienzan de nuevo las obligaciones, el volver a los quehaceres diarios, la rutina y sobre todo, las promesas. Sabemos que septiembre es el mes de la “cuesta”, afrontamos pagos, volvemos al trabajo y en la calle respiramos la vuelta a la normalidad. Pero octubre es el mes de los sueños.

 

Se nos acabó el buen tiempo y esa sensación de que puedes procrastinar para ir a la playita, hacer un picnic o estar en casa viendo una película. Empiezan las inquietudes, las novedades y porque estaréis de acuerdo que ocurre a la vuelta de las vacaciones estivales lo mismo que en las navideñas: Vuelven los propósitos.

A lo largo del año solamente nos decidimos a ponernos metas lo suficientemente ambiciosas en estas dos fechas, dejar de fumar, apuntarse al gimnasio, dar tus primeras clases de conducir, aprender inglés… y  ¿montar mi proyecto?.

Nos gusta creer que hay almas de generación de proyectos por ahí, almas que algún octubre o algún enero empezarán el nuevo Alibaba o Starbucks. Sabemos que esto es así, sobre todo dentro de LEDI, sabemos que si estás leyendo estas líneas es que tienes la suficiente inquietud por la educación financiera como cualquier emprendedor de éxito. Pero, ¿qué errores son los que se repiten mas en las historias de fracaso?

 

Nos apasiona el analizar lo que ha hecho la gente de éxito, y quizá para darnos cuenta del éxito ajeno, primeramente nos tenemos que fijar en el fracaso, y si es propio, mucho mejor. Los errores son aprendizaje, pero lo importante es no cometerlos y saber distinguir qué es un error de lo que no lo es, cosa que sabemos que es harto difícil.

Aquí te dejamos con un listado de 5 errores más comunes que se repiten en muchos de los proyectos que iniciamos.

 

Erroes empresariales

  1. NECESIDAD IMPERIOSA DE FINANCIACIÓN:

    Sabemos que este suele ser el primer muro contra el que se estampan los que quieren emprender, en la mayoría de los casos en los que a la gente se le cruza una idea de negocio por la cabeza sale la maldita financiación a la palestra. Muchos desestiman la idea, otros ven en esta dificultad un reto, y con distintas soluciones para ellos. Hoy en día el dinero a la hora de tener tu proyecto ha dejado de ser tanto “problema”. Tenemos miles de casos, La Escuela de Inversión es uno de ellos sin ir mas lejos, donde se ha podido iniciar un proyecto partiendo con un presupuesto de 0 €. En esta era de la información, la financiación se ha convertido en tiempo no en dinero, seguramente que puedas quitarte la lacra del “no tengo dinero para hacer eso” apoyándote en internet y en tu  propia capacidad de trabajo.

  2.  

    SIN EQUIPO:

    Dentro de tu proyecto, tener un equipo en  el que confíes es lo principal. No puedes (ni debes) hacerlo tu todo, rodearte de gente que tu consideras profesionales de toda confianza es uno de los pilares básicos a la hora de lanzarte a una aventura empresarial. Ocuparte de todas las tareas que implica el poner en marcha un proyecto es imposible, quieras o no vas a tener que rodearte de gente y trabajar con gente, no puedes hacerlo todo solo; marketing, logística, proveedores, legalidad mercantil, I+D, etcétera, además si creas una empresa donde el motor único es tu trabajo, el día que tu no estés, ¿Qué pasará con tu proyecto, se hundirá o a lo largo de unos meses cuando vuelvas seguirá dando beneficios? Delegar en gente que tiene tu confianza es la clave para el crecimiento sostenible de un proyecto.

  3.  

    FALTA DE FORMACIÓN:

    Este pilar creemos que es esencial de La Escuela De Inversión. Formarte y estar al dia de lo que ocupa al sector relativo a tu proyecto es fundamental para cualquier emprendedor, no solo necesitas tener una idea de negocio para tu proyecto, si no que hay que tener educación financiera para afrontar el viaje que supone el materializar una idea. De la misma manera que un piloto no puede pilotar un avion sin conocimientos de como despegar, un emprendedor que no tenga inquietud por aumentar su formación no sabrá emprender el vuelo.

  4.  

  5. NO HACER CASO A LOS DATOS

    Muchos de los casos que nos encontramos es la escasez o nula recolección de datos que nos aporte visión. Si hay algo de lo que podemos estar seguros es de que las matemáticas no engañan, nos transmiten con la frialdad que dan los números la situación real de la empresa. Algo que tenemos que tener en cuenta desde el punto de vista de la gestión como capitán del barco de tu proyecto son las cifras, tenemos que oir lo que nos dicen y en función de eso, el tomar las decisiones consecuentes, pero si no tenemos una luz que nos indica donde está la tierra, nuestro barco corre riesgo de encallar y sin darte ni cuenta. Tan peligroso es la falta de datos como tener demasiados números que creen confusión, selecciona los datos que sean más representativos para tu actividad y monitorizalos, ten agilidad para apagar los fuegos, sabiduría como para ponerle remedio a una situación adversa y humildad como para reconocer un error.

  6.  

  7. DEJAR DE EVOLUCIONAR

    Puede que tu idea sea la muy vanguardista y moderna, que sea lo último de lo último, pero aunque así sea, llegará el día que se quede obsoleta. vivimos en un mundo de constante cambio y desde que éramos células no hemos dejado de evolucionar. Piensa en tu proyecto como un ser vivo que tiene que desarrollarse en el entorno en el que está, no puedes dejar de pensar y de estar al tanto de las novedades referentes a tu sector. Arriésgate con cambios novedosos, pregunta a tu gente cercana sobre la idea de tu proyecto, pues ellos te darán una visión imparcial y desde fuera sobre lo que hay que mejorar y lo que tienes que mantener. No dejes de probar nuevas formulas en cualquier aspecto de tu proyecto, pues el hacer lo que otros no hacen te diferenciará de lo demás.

No Comments