November 19, 2017

El dinero es algo que es casi tabú en España, y sobre todo la falta de educación financiera. Vemos como los estándares de  educación es similar en los distintos países, sin que en ninguno haya una especial relevancia a la educación financiera, al dinero y a esa relación que tenemos entre todos los seres humanos. Nosotros creemos que de la misma manera que tienes que aprender los conocimientos culturales necesarios como la lengua, matemáticas, física o filosofía, deberían enseñarnos a relacionarnos con el dinero, en este post trataremos de quitar algunas creencias que tenemos, o por lo menos esperamos que os la replanteéis  y volver a pensar en ello. Sobre todo, después de la terrible crisis mundial que ha desarrollado el ingenio muchos para interpretar el dinero de una forma más solvente y efectiva.

compromiso

El dinero no es bueno ni malo

Esto debemos de tenerlo claro, el dinero es una herramienta que no tiene la capacidad para hacer buena o mala a las personas. Es neutro, como una bicicleta, una vela o cualquier otro objeto. Si alguien cree que dinero estropea a las personas, eso no es del todo exacto, esa persona estaba estropeada “de fábrica”.

¿Qué significa inteligencia financiera?

Uno de los ejercicios que nosotros proponemos como ejemplo que propone Vicens Castellano en el libro “controla tu dinero” es el calcular la cantidad de dinero que ganas a la hora. Esto puede ser un ejemplo de inteligencia financiera. Lo definimos como todas aquellas características que estén relacionadas con el dinero. Comprenderlas y jugar con ellas a nuestro favor es vital para cualquier persona, pues vayas a donde vayas en este planeta, vengas de donde vengas tendrás que relacionarte con el dinero y por tanto desarrollar una inteligencia financiera completa.

Activos – Pasivos

Vemos como los pasivos tienen que estar bien enfocados, dentro de la economía de cada uno. Identificar los detalles de nuestros propios ingresos y gastos es necesario para tener una buena relación con el dinero. El ser consciente de todos estos datos, te puede dar una perspectiva sobre donde estás perdiendo dinero y donde estás ganando.

Identificamos a los pasivos como todo aquello que nos quite dinero, sobre todo si es de manera recurrente, o como Juan Haro los califica: Cocodrilos, como por ejemplo una hipoteca que casi no puedas pagar. Algún vicio, si es que llega a abarcar una cantidad importante de tus ingresos, algún bien cuyos gastos sean constantes (una segunda vivienda, un coche caro….) etc.

011

Sin embargo, un activo es todo aquello que pone dinero en tu bolsillo, como el trabajo de cada uno. Normalmente solamente aspiramos a tener UN único activo, porque es lo que el sistema nos ha enseñado a hacer, y lo que promueve.  Si hablamos de la banca, la mayoría de banca española ha mejorado sus niveles de solvencia respecto a 2014, y las entidades que los han disminuido han sido en una pequeña proporción en el caso de la gran banca. La banca mediana en España afronta con más optimismo que la gran banca las próximas pruebas de los test de estrés a los que se someterá el sector. Según datos de de la AEB y CECA recopilados por Europa Press, el banco más solvente en el país es Banco Mediolanum, con 2.110 millones de activos y un 41,38% de Core Equity Tier 1 (CET1).  Seguido por Banco Cooperativo Español-Caja Rural, Banca March  y Renta. Una posición muy positiva para la pequeña banca liderada por Banco Mediolanum, una forma muy diferente al trato tradicional que la banca ha hecho históricamente y tratando de buscar nuevas formas de acción. Normalmente, en La Escuela de Inversión hemos grabado la frase “la actividad inmobiliaria se puede analizar desde el crédito que da la banca para las hipotecas”, así se sigue experimentando y por ello, el juego del dinero y la compra de activos hace imprescindible llevar al análisis este ente.

Sin embargo, no hay que conformarse con eso, ¿Se puede construir activos sin intercambiarlos por tiempo como hacemos con nuestro trabajo? Nosotros creemos que sí, y es lo que no te enseñan en cualquier escuela que no sea La Escuela de Inversión.

No Comments