November 23, 2017

Todo en la vida son metas. Ya sea un ascenso dentro de tu trabajo, el acabar de organizar el trastero o terminar haciendo aquel viaje que un día prometiste qué harías. Uno de los ciclos que todo ser humano repite es la consecución de metas y la adición de nuevas a lo largo de la vida. Esto nos convierte en negociadores, y desde La Escuela de Inversión te ayudamos a ser bueno negociando, somos parte de una sociedad, parte de una estructura de la cual nosotros queremos mejorar alcanzando metas continuamente e ir desarrollando nuestro propio progreso.

Muchas veces nos encontramos con que los términos ahorro e inversión vienen ligados, pero claro, la mayoría de la gente te dirá: Puedo ahorrar salvando un poco cada mes, eso entra en mis posibilidades pero sin embargo las inversiones cuestan mucho dinero, eso no es para mi.

La diferencia entre una persona que tiene una inversión y otra que no es simplemente la planificación y la disciplina. Lo primero que debemos confeccionar si queremos tener una inversión es un plan, una ruta de guía que sea meticulosa con tus propias finanzas y tratando de seguir este plan es como se ahorra dinero. Hay 5 puntos clave para poder tener una tranquilidad financiera que nos ayude con nuestras metas:

origin_6736154311[1]

 Destine una cantidad a su ahorro: Cada circunstancia de la que somos parte nos hace únicos, no importa como sean las suyas ni lo grande de esta cantidad, sea cual sea, destine una cantidad fija o porcentaje cada vez que recibe un ingreso.

 Elabora un presupuesto: Nadie sabe mejor que tu sobre tus finanzas así que tú sabes lo que puedes ahorrar para tu meta. Busque el control entre ingresos y gastos

 Mantenga la disciplina: Este punto es el más importante porque quizá es en el que más fallamos todos. El pilar en el que se sustenta todo esto se llama DISCIPLINA y sobre todo ser honestos con uno mismo. Si se marca un objetivo no permita que nada se interponga entre usted y ese objetivo

 Quítese las deudas y gastos fijos que más pueda: El no dejarse endeudar y el tener un pleno conocimiento de sus finanzas le darán un empujón que no podrá tener hasta que no solucione este punto. Todos tenemos deudas, hay que afrontarlas, negociar y solucionarlas.

 Manténgase atento a lo inesperado: Ser previsor es una virtud que se adquiere a lo largo de la vida, a algunos les viene de serie, pero lo que no debe dejar que suceda es que un imprevisto le arrebate su meta. Si por cualquier motivo algo que rompe totalmente su vida como lo puede ser el nacimiento de un hijo, un despido, una reparación del coche muy costosa, una enfermedad… la lista es larga, pero no debe dejar que eso le arrebate su meta, le podrá retrasar, pero no disuadir que consiga lo que quiere. Vuelva a la disciplina tan pronto como le sea posible y continúe el camino pero nunca jamás baje los brazos ni se deje derrotar.

Las inversiones nos dan otra ventaja, y es el hacer que nuestro dinero trabaje para nosotros. Desde La Escuela de Inversión nos gusta recordar el concepto de la construcción del acueducto que nos haga fluir el agua y nos permita disfrutar de nuestro tiempo. Tal y como nos encontramos la mayoría de los seres humanos es intercambiando nuestro tiempo por dinero, esto es lo que llamamos desde LEDI el “llevar cubos de agua”

Cuando nos ponemos a imaginar el cómo invertir, a menudo se nos vuelve enorme el mundo que se nos abre y sobre todo nos llama a tener cuidado debido a la cantidad de información que poseemos. Warren Buffet solía decir que “Wall Street es el lugar donde personas el Rolls Royce acuden buscando consejos de personas que viajan en metro” y es verdad que tenemos que tener cuidado con las influencias de información que nos rodea, muchas veces buscamos o delegamos información sobre inversiones y esa información nos desinforma finalmente.

Quiero despedirme con las preguntas que Robert Kiyoshaki dice que te tienes que formular en lo referente a inversiones:

–          ¿Cómo reduzco el riesgo y aumento los rendimientos?

–          ¿Cómo encuentro buenas inversiones?

–          ¿Cómo distingo un buen negocio de uno malo?

–          ¿Cómo invierto con menos dinero propio y mas de otras personas?

–          ¿Cómo adquiero experiencia sin arriesgar dinero?

–          ¿Cómo manejo las pérdidas?

–          ¿Cómo encuentro buenos asesores?

Todas estas preguntas se las sigue haciendo Robert Kiyoshaki a día de hoy. Es un aprendizaje constante y las respuestas únicas a todas estas preguntas no existen, pues toda respuesta dependerá de ti y de tus circunstancias.

No Comments