March 24, 2019

Hola amigos de LEDI Como bien sabéis por nuestro blog, este mes desde, el equipo que formamos La Escuela de Inversión, le hemos querido dar una temática relacionada con los los negocios. Sabemos lo difícil y lo laborioso que es materializar tu proyecto, requiere dedicación, implica tiempo, bajos momentos, momentos de entusiasmo, momentos de esfuerzo y momentos de pasión. Si eres una de esas personas afortunadas que está luchando por una independencia financiera, te felicitamos y te animamos a que continúes con tu propósito. Nos encanta la gente así. Después de mucho deliberar entre nosotros, creo que todos coincidíamos en que hay 3 pilares fundamentales sobre el que todo proyecto debe desarrollarse y enfocarse para lograr la libertad financiera. Si eres de esas personas que está pensando en llevar su educación financiera a otro nivel, te recomendamos que te enfoques en estos aspectos:

Eleva tu facturación: Esto es una obviedad, y por eso lo tienes que tener presente en todo momento. Tu objetivo principal como creador de un proyecto es elevar los niveles de ingresos y de salarios de tus compañeros de equipo cuanto antes. Es sabido de que en el mundo del emprendedor no existe ese dogma de “salario fijo”, y la mayoría vemos la proyección de la empresa y su futuro antes que su presente si es un proyecto que está empezando. En cualquier caso, el que tu gente se sienta motivada, respaldada con algunos ingresos fruto de su esfuerzo creará un ambiente de unión y de responsabilidad por lo que se está haciendo. No olvides en multiplicar tus ventas y enfocar los esfuerzos que sean necesarios para logarlo. Tanto para ti como para tu equipo.

Piensa como si fueras un inversor, no happy wheels demo un empleado: Lo que la gente no suele hacer a la hora te tener un proyecto, es tratar de ir enfocando el camino del proyecto desde el timón del rol del inversor. Para lograr la tan ansiada libertad financiera, tenemos que dejar de intercambiar tiempo por dinero, hay que construir un acueducto que nos traiga agua sin necesidad de tener que ir a por ella. Mientras sigas enfocado en una mentalidad de empleado, harás acciones de empleado y al final eso te llevará que las decisiones importantes las podrán decidir o tu o cualquiera de tus empleados sin diferencia en los resultados. Piensa como si tu empresa fuera grande, una multinacional con inversores y toma decisiones que hagan crecer el potencial de tu empresa hasta tal punto que te entren ganas de invertir en tu propio proyecto, que si no es lo suficientemente atractivo para tu dinero, no lo va a ser para alguien que invierte en otras empresas.

Aléjate de tu negocio, explora tus pasiones, mientras te sigue dando beneficios: Este es el paso final, cuando de verdad podemos considerarnos libres financieramente. Cuando podemos dedicar nuestro tiempo a lo que realmente nos llena sin perder nuestros ingresos recurrentes. Sistematiza tu proyecto, mira su evolución como empresa y no dejes de ser parte del éxito de tu empresa. Todo este proceso puede ser largo y complejo, pero si inviertes los suficientes esfuerzos en esto, no te arrepentirás y conseguirás que tu vida y la vida de tu proyecto alcance otro nivel. Una vez que lo consigas, hacerlo una y otra vez con cada una de los proyectos que empieces, será mucho más sencillo y esto, querido lector, es lo que han hecho las grandes fortunas del planeta.

No Comments